SITUACIÓN POR MUNICIPIO

Arroyo

Los números

Superficie 38.9 km² (Gobierno de Puerto Rico)

Habitantes 18,236 (2016, estimado del Censo)

Dato1,550 estructuras fueron pérdida total o parcial

Dato90% de las casas de madera y zinc sufrieron daños considerables

El huracán María devastó las estructuras del pequeño Arroyo

Según el alcalde Eric Bachier Román tanto las casas de madera y zinc, como las de cemento, sufrieron daños

Como el resto del país, el pueblo de Arroyo sufrió los embates del huracán María en forma de inundaciones, casas destruidas, cientos de refugiados, carreteras afectadas y comunidades incomunicadas.

Fueron días duros en los que también se vieron sin agua y sin luz, situaciones que a un mes del paso del fenómeno atmosférico no se habían normalizado.

“Arroyo es un pueblo pequeño que recibió un impacto bastante severo”, compartió el alcalde de ese municipio, Eric Bachier Román, al preguntársele sobre sus recuerdos de esos primeros días.

“Al principio fue duro por el problema de la falta de comunicaciones y por la falta de suministros, pero ha ido mejorando”.

Eric Bachier Román, alcalde de Arroyo.

Bachier Román, quien ha estado al frente de ese municipio desde el año 2013, señaló que la furia del huracán provocó que un 90% de las casas de madera y zinc sufrieran daños considerables y que de un 30 a 40% de las residencias de cemento también tuvieran pérdidas. De hecho, según un censo que hicieron en el municipio, unas 1,500 estructuras residenciales y comerciales fueron pérdida total o parcial.

Salvador Gómez Cora, residente del sector Antigua de Arroyo, no puede contener la emoción ante las pérdidas sufridas en su hogar.

Igualmente, la alcaldía, el centro de convenciones y el Centro de Operaciones de Emergencia municipal se inundaron. En el malecón del pueblo, las marcas de las algas en las paredes mostraban hasta donde llegó la marejada ciclónica. Mientras, los complejos recreativos “se vieron afectados con luces derrumbadas y ‘bleachers’ (gradas) dañados”, entre otros estragos.

“Aunque no tenemos un número final de a cuánto ascienden los daños en las propiedades, entendemos que podrían llegar a $100 millones”, dijo el alcalde.

De hecho, en un recorrido que hizo El Nuevo Día a principios de octubre, aún se observavan postes y árboles caídos en las principales vías; muchas residencias de madera deterioradas o colapsadas; y daños significativos en las instalaciones deportivas, como la cancha de la urbanización Jardines de Arroyo.

En cuanto a las comunidades afectadas, el alcalde recordó que en el sector Antigua del barrio Yaurel, unas 130 familias quedaron incomunicadas luego de que el puente de la carretera PR-725, que pasa sobre el río Nigua, colapsara. En ese momento, y ante la ausencia de ayuda del gobierno estatal, el municipio decidió tirar 60 camiones de tierra en el área donde antes había una carretera, para abrir paso.

Un vecino camina por los escombros y árboles caídos dejados por el huracán María en Arroyo.

Uno de los puentes colapsados completamente por el huracán María en el sector Antigua, único punto de acceso a una comunidad de más de 130 familias.

Esa “vía provisional” volvió a ceder al filo de cumplirse un mes del paso del huracán cuando un evento de lluvias intensas, ocurrido entre el 16 y 17 de octubre, arrastró la tierra depositada por el municipio y volvió a dejar atrapadas a las familias que viven en ese sector. En esa segunda ocasión, los residentes fueron quienes tiraron piedra para poder pasar, dado que esa carretera es su único acceso al pueblo.

Otros sectores afectados por las lluvias fueron la barriada Marín y los barrios Yaurel, Pitahaya, Palmas y San Felipe Arizona, donde la marejada ciclónica también dejó inundaciones y daños en estructuras. Los cultivos de plátanos de la zona también se perdieron.

“Todo el pueblo se vio afectado, pues se cayeron postes y árboles que bloquearon carreteras. Pero todo el pueblo se tiró a las calles para limpiar los accesos”, contó.

En el momento más crítico del impacto de María, Arroyo llegó a tener “un poco más de 100 refugiados”, que se resguardaron en la escuela superior Natividad Rodríguez. A un mes, quedaban 46 personas.

Por otra parte, en Arroyo no se reportaron fallecidos ni desaparecidos. “Hubo accidentes menores, como cortaduras, pero gracias a Dios no hubo muertes”. Las personas afectadas fueron atendidas en el Centro de Salud Familiar Julio Palmieri Ferri, que se mantuvo en funciones luego que el municipio les supliera combustible que tenían almacenado en un garaje municipal.

“En algunos momentos nos vimos apretados, pero nunca tocamos fondo (con la falta de combustible)”, dijo el alcalde.

Así se vivió el huracán en el sureste de la isla.

Ediciones históricas

Más sobre el paso de María por Puerto Rico

10 de noviembre de 2017

Vivienda moverá refugiados de escuela en Arroyo para que inicien clases

Los padres de la superior Natividad Rodríguez González, en Arroyo, realizaron hoy una manifestación para pedir el comienzo de los cursos

25 de octubre de 2017

Picky Soto y compañía socorren a su natal Arroyo

El exjugador se unió a dos voleibolistas oriundos de ese municipio y a otros voluntarios para llevar almuerzos y agua a familias afectadas por el huracán

20 de octubre de 2017

Indignados y frustrados los residentes de Arroyo

No tienen acceso para llegar a sus casas en el barrio Antigua

19 de octubre de 2017

Cientos de familias vuelven a quedar incomunicadas en Arroyo

El puente que conecta a los residentes del sector Antigua del barrio Yaurel con el resto de ese municipio nuevamente colapsó debido a las lluvias de esta semana

12 de octubre de 2017

La Guardia Nacional se abre camino en la PR-184 de Guavate

Los soldados de la Guardia Nacional de Carolina del Sur utilizan el estadio Yldefonso Solá Morales en Caguas como centro de operaciones

2 de octubre de 2017

Cerca de 900 residencias en Arroyo esperan por los toldos de FEMA

La Oficina Municipal de Manejo de Emergencias solicitó 3,000 toldos para cubrir los techos de las residencias afectadas

Donaciones

Puerto Rico necesita ayuda para la reconstrucción. Consulta aquí diferentes alternativas para aportar.