SITUACIÓN POR MUNICIPIO

Carolina

Los números

Superficie 117.4 km² (Gobierno de Puerto Rico)

Habitantes 158,457 (2016, estimado del Censo)

Dato$87 millones en daños a la infraestructura

Dato205 refugiados

Carolina, sacudida por la violencia del huracán María

La infraestructura municipal fue de las más afectadas por los vientos y lluvias del ciclón

Desde su aeropuerto internacional, a sus costas, pasando por sus urbanizaciones y montañas, Carolina se sacudió con el huracán María.

Su aeropuerto, el Internacional Luis Muñoz Marín (LMM), administrado por la compañía extranjera Aerostar Holdings, fue un reflejo de la golpeada situación en que quedó la Carolina administrada por el gobierno municipal.

Sin electricidad para operar, como prácticamente el resto del municipio, con situaciones de seguridad que atender en ambas pistas de aterrizaje, como ocurrió con la infraestructura del municipio, el aeropuerto estuvo tres días cerrado luego de María.

Según la administradora del LMM, Aerostar Holdings, la operación tardó en arrancar a un 100 por ciento de capacidad porque solo tenía, en un principio, personal para sacar 10 vuelos diarios y porque, luego, el sistema eléctrico se demoró en llegar a la instalación que operaba asistido por 21 generadores que se tomaron 20,000 galones de diésel que en reserva tenía Aerostar. Pero tambien, porque María dañó tres de los cuatro radares con los que despegan y aterrizan los aviones.

El estadio Roberto Clemente, afectado por el huracán María.

“Todos prometen y prometen pero nadie hace nada”, denunció el presidente de Aerostar Holdings, Agustín Arellano en referencia tanto al gobierno local, como a las entidades federales.

Tuvieron que pasar 14 días luego de María para que el LMM pudiera operar, como de costumbre, 24 horas y siete días a la semana. Durante aquellas semanas, el malestar en el puente aéreo fue total. Cientos de pasajeron, agobiados por el calor, se amontonaban en los pasillos a la espera que de la energía eléctrica permitieron abrir las alas y salir de Puerto Rico.

Fuera del LMM, Carolina fue otra zona de desastre, tanto en sus costas y urbanizaciones, como en la montaña.

Montaña arriba, en barrios como Canovanillas, Barrazas y Cacao hubo sectores incomunicados, más allá de la vegetación derribada y las crecientes de quebradas. La transitada carretera 853, que inicia en el Tribunal de Carolina y conecta con Juncos y Canóvanas, estuvo cerrada parcialmente para reparar los daños a esa vía y sus ramales.

Muchos puentes de la zona montañoza sufrieron daños que incomunicaron la población. Las casas de madera fueron derribadas. De hecho, Carolina cuenta que 500 propiedades en todo el municipio quedaron inhanitables.

La vegetación en los montes de Cacao quedó quemada, como quedó la zona de Capeco en Cataño tras la explosión que destruypo 21 tanques de petróleo en 2009 y que obligó a desalojar un millar de familias. Y sus vías se congestionaron por el cierre parcial de la carretera 853 que la conecta por Barrazas.

Uno de los hoteles de la zona turística de Isla Verde, en Carolina, afectado por el huracán María.

“La zona de la montaña quedó devastada, más que la ciudad”, dijo el gerente de servicios de municipio, Víctor Pellot, hijo.

La zona turística de Isla Verde, que durante el huracán Irma -del 6 de septiembre de 2017- mantuvo su sonrisa, quedó con –literalmente- un comercio operando dentro de las primeras horas del paso de María. Sus dos supermercados y farmacias de 24 horas tardaron en abrir sus puertas.

La infraestructura de los edificios de residencias y hoteles sufrió daños severos. Empañetados, ventanas, balcones enteros, postes de alumbrados o de tendido eléctrico fueron desprendidos de sus raíces.

Dos imágenes en la principal vía de la zona, la Avenida Isla Verde, hablaban del azote de María en Carolina: la aparición de dos pesados contenedores en medio de la vía, como si se tratara de una broma pesada, granos de cristales rotos desparramados a lo largo de toda la avenida.

El oleaje del mar también alcanzó la avenida Isla Verde y, acompañado por las fuertes lluvias que continuaron hasta dos días después de María, dejó algunas áreas bajo agua y dañaron muchas piscinas, una de las atracciones para turistas y residentes.

“Pasé Hugo y Georges aquí, pero ninguno es comparable con el daño que provocó María”.

Manuel Ortiz, vecino de Isla Verde.

Un mes después del huracán, el famoso hotel El San Juan no había reanudado operaciones aún. El San Juan, fundado en 1958, fue el primer hotel contruido en la zona y recientemente realizó una millonaría remodelación que requirió el cierre de sus operaciones durante los tres meses finales del 2016.

Un mes luego de María, solo un bloque de la zona estaba electrizado.

Plaza Carolina sufrió daños por los vientos de más de 155 millas por hora del huracán María.

Tierra adentro en Carolina, varias estructuras que son íconos del pueblo sufrieron severos daños en su infraestructura y reflejaron las fuerzas destructivas de María en sus zonas a nivel del mar.

La fachada de la iglesia Fuente de Agua Viva quedó irreconocible.

El estadio Roberto Clemente Walker perdió parte del techo y quedó inundado por el crecimiento del Río Grande de Loíza que le pasa por un costado, además de que le derribó parte de su verja de cuadrangulares.

El centro comercial Plaza Carolina permanecía parcialmente cerrado un mes luego de María y el parque lineal Julia de Burgos, cuya vegetación quedó tendida y dañó los caminos peatonales, cerró sus portones hasta próximo aviso. Igual ocurrió con el Museo del Niño.

El municipio de Carolina calculó que la infraestructura sufrió $87 millones en pérdidas. Pese a todo, Carolina tuvo solo 205 refugiados, según reportó el municipio con una población de unos 160,000 habitantes.

Los daños en Carolina ascienden a 80 millones de doláres.

Ediciones históricas

Más sobre el paso de María por Puerto Rico

14 de noviembre de 2017

Plaza Carolina reabrirá mañana miércoles su área del food court

El mall continúa reparando la propiedad y algunas tiendas podrían tardar hasta el 2018 en reiniciar operaciones

11 de noviembre de 2017

La eterna espera por reabrir una escuela elemental en Carolina

Una directora hizo todo a su alcance para volver a abrir, pero no pudo verlo

15 de octubre de 2017

UPR de Arecibo y Carolina retomarán sus clases el 23 de octubre

La meta del rector interino, Daniel Hillman, es que todos los recintos reciban nuevamente a los estudiantes el 30 de octubre

10 de octubre de 2017

El aeropuerto Luis Muñoz Marín vuelve a quedarse sin electricidad

La instalación opera con generadores

10 de octubre de 2017

Arrestan a dos individuos por violar toque de queda en Carolina

La Policía les ocupó un pistola neumática alterada

4 de octubre de 2017

Comandancias de Carolina y Mayagüez siguen con problemas

Múltiples cuarteles todavía necesitan generadores eléctricos para reanudar operaciones al 100 por ciento

4 de octubre de 2017

El aeropuerto internacional vuelve a operar las 24 horas

Hasta ayer solo llegaban unos 40 vuelos diarios y salía un número igual

3 de octubre de 2017

¿De qué habló Donald Trump en el Air Force One?

La comisionada residente tuvo una conversación con el presidente en el viaje de camino a Puerto Rico

1 de octubre de 2017

Avión peruano evacuó de Puerto Rico a ciudadanos suramericanos

Además de repatriar a 63 peruanos, también se evacuó a seis colombianos, dos ecuatorianos y un boliviano

29 de septiembre de 2017

Carolina también sufrió muchos daños

Este pueblo norteño recibió muchos daños tando en las instalaciones deportivas, en su principal centro comercial, en su recinto de la Universidad de Puerto Rico y en muchos de sus barrios, entre muchos otros lugares.

Donaciones

Puerto Rico necesita ayuda para la reconstrucción. Consulta aquí diferentes alternativas para aportar.