SITUACIÓN POR MUNICIPIO

Guayanilla

Los números

Superficie 109 km² (Gobierno de Puerto Rico)

Habitantes 19,125 (2016, estimado del Censo)

Dato300 casas destruidas

Dato600 casas sin techo

Guayanilla, abatida por la crecida del río

Además de las lluvias y los vientos provocados por María, las aguas desbordadas del río causaron enormes pérdidas

Como ocurrió a lo largo de todo el archipiélago de Puerto Rico, la fuerza devastadora del huracán María dejó una profunda huella en Guayanilla, que vio crecer como nadie había visto jamás las aguas del río Guayanilla, que atraviesan el municipio y el pueblo.

En su frenético paso, la corriente arrastró árboles y objetos de gran tamaño, contando con la complicidad de los feroces vientos.

Las aguas desbordadas destrozaron negocios, viviendas, puentes, carreteras y cultivos. Por dos días, el casco del pueblo estuvo inundado. En algunos sectores las aguas se mantuvieron incluso por más tiempo. El río entró sin clemencia en las casas, dañando los muebles y pertenencias de miles de residentes. Según calculan los lugareños, el agua creció hasta cinco pies.

Al retirarse las aguas, el fango quedó todavía por más tiempo prolongando la pesadilla.

No hubo muertes en este municipio, aunque las pérdidas materiales fueron enormes.

Como consecuencia de los daños sufridos, el supermercado principal del pueblo se vio obligado a cerrar, provocando un problema adicional para la gente a la hora de conseguir suministros.

Una retroexcavadora limpia los sedimentos dejados por el huracán María en Guayanilla.

También se reportaron daños de diferente magnitud en la escuela Francisco Rodríguez López, el cuartel de la Policía, el Tribunal de Primera Instancia, el Centro Gubernamental, la sede del correo, la Casa Alcaldía, la biblioteca, el archivo municipal, el cementerio, farmacias, panaderías, así como la mayoría de las tiendas y negocios de la principal avenida del pueblo.

El museo de Arqueología, Historia y Epigrafía también se inundó, pero las colecciones se pudieron poner a salvo.

“Aquí yo he visto crecidas del río, pero ninguna como esta”.

Jorge Morales, vecino de Guayanilla de 87 años.

“Es la primera vez en la historia de Guayanilla que el río se mete a esa altura y en tantos lugares. Vino como con cuatro o cinco pies de alto y con una velocidad que metía miedo. Esto ha sido desastroso. Fue terrible”, relató Pedro Antonio Blasini, de 69 años, y también residente de “La Tierra de Agüeybaná”.

El Hotel Costa Bahía, uno de los negocios más importantes de la zona, también fue castigado por las aguas del río Guayanilla, que se colaron en su sótano, oficinas, estacionamiento, lobby, casino y las piscinas. Directivos de la instalación turística dijeron que la corriente arrastró las bombas de agua del hotel y dañó 21 vehículos.

El bombardeo de las despiadadas ráfagas y las implacables lluvias provocaron la destrucción total de unas 300 viviendas. Al menos otras 600 casas se quedaron sin techo, o sin parte del mismo, según el censo del municipio.

“Son momentos difíciles. Es otro Guayanilla. Distinto. Nuestras zonas rurales quedaron devastadas”, dijo el alcalde Nelson Torres a un medio regional.

Varias carreteras de sectores rurales quedaron interrumpidas, dejando a comunidades incomunicadas en los sectores Pasto y Quebrada Honda.

Una carretera nueva que conectaba al Bosque Guilarte (la PR-3378) se perdió antes de poder siquiera ser inaugurada. Doce puentes y vados tuvieron que ser cerrados. El Puerto de Guayanilla tuvo que ser clausurado.

La agricultura también pagó un alto precio con el paso de María, con la pérdida casi total de los cultivos como el café y los guineos.

En medio de tal caos, cerca de un centenar de personas tuvo que pasar varios días refugiadas en una escuela, luego de que se quedaran sin hogar.

Y por supuesto, como sucedió en todo el país, Guayanilla se quedó a oscuras y sin idea de cuándo volvería a contar con energía eléctrica. También se perdieron las comunicaciones. El suministro de agua, sin embargo, sí se mantuvo en varios sectores.

Un oficial corta con un machete uno de los árboles arrancados por el huracán María en Guayanilla.

Ediciones históricas

Más sobre el paso de María por Puerto Rico

28 de septiembre de 2017

María provocó daños en el Hotel Costa Bahía de Guayanilla

Al momento del huracán tenían 187 huéspedes

28 de septiembre de 2017

Inundación sin precedentes en Guayanilla

El Río Guayanilla se salió de su cauce y se extendió por toda la calle Luis Muñoz Rivera, el sector Añasco, la plaza pública, el residencial Padre Nazario, la urbanización Villa del Río y el puente de Magas

Donaciones

Puerto Rico necesita ayuda para la reconstrucción. Consulta aquí diferentes alternativas para aportar.